Página de Carlos Veci para la investigación del carlismo en Cantabria.

Con Javier Martínez Sellers y Enrique Gudín de la Lama gané el Certamen nacional de Jóvenes Investigadores en la categoría de Artes y Humanidades con un trabajo sobre la primera guerra carlista en Santander.

Consulte AQUÍ los objetivos del blog

El primer carlismo montañés: aspectos sociales y localización

Sánchez Gómez, Miguel Ángel. El primer carlismo montañés: Aspectos sociales y localización geográfica. Tantín, Santander, 1985.

Se trata de un breve estudio sobre los principales núcleos carlistas en la región y el estrato social al que pertenecen los voluntarios cántabros que tomaron partido por don Carlos en la primera guerra carlista (1833-1839). Hay trabajos posteriores, pero algunos apuntes que realiza el autor son muy buenos de cara a comenzar una investigación sobre la primera guerra carlista en nuestra región.

De entrada, nos presenta un documento inestimable: una reproducción del Boletín Oficial de Santander desde el número 100 de 1838 (16-XII) al 15 de 1839 (21-II) con el nombre de 711 hombres integrados en el bando carlista. Este “censo” se hizo porque, por orden del liberal Espartero a finales de 1938, debían ser expulsados de la provincia los padres de estos “facciosos” y los bienes les serían confiscados. El número de carlistas cántabros debió de ser superior al que aparece en este “censo”, pero no deja de ser un buen punto de partida. Hazas de Cesto, Meruelo, Bárcena de Cicero, Argoños, Santa María de Cayón y Escalante son los lugares que más voluntarios aportan en función del total de habitantes. Nótese que se encuentran en el noreste de Cantabria.

Resulta muy interesante que Miguel Ángel Sánchez Gómez también sea autor de un trabajo sobre la Quinta Brigada de Voluntarios Realistas, que opera en Cantabria durante la llamada “década ominosa” de Fernando VII. El trabajo anterior de Sánchez Gómez le permite hacer una comparación entre los principales núcleos carlistas de la región y los núcleos que contaban con más hombres (con respecto al total de sus habitantes) entre los Voluntarios Realistas. Existe, ciertamente, una correlación. Los principales núcleos carlistas con las zonas más favorables al realismo que se da en años anteriores. Hazas de Cesto y Santa María de Cayón son los casos más reseñables.

Con respecto al origen social de los carlistas cántabros, la mayoría proceden del campo (91,6% del total) pues el 83,4% -la inmensa mayoría- procede del bajo campesinado y el 8,2% son hidalgos rurales.

El autor también plantea la hipótesis de que de que algunos “facciosos” en precaria situación económica (huérfanos, hijos de viudo o de viuda) se enrolaran huyendo del alistamiento en el ejército liberal porque el Carlismo les ofrecía mejor perspectiva para vivir. Sobre este asunto ya advierte el autor que no posee la documentación para afirmarlo con seguridad y es sólo una hipótesis, aunque motivada por el alto grado de voluntarios con una posición económica posiblemente complicada. Respecto a que pudieran realizarse levas forzosas en el bando carlista, resulta harto difícil. ya que existe una tradición realista en las zonas con más miembros en el Carlismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario